Elimina la celulitis esclerótica con microinfiltraciones

Como hemos visto en nuestros artículos anteriores, la celulitis se puede clasificar en 3 etapas (con gravedad creciente): edematosa, fibrosa y esclerótica.

Cuando se alcanza la etapa esclerótica, comienzan a haber grandes repercusiones estéticas y fisiológicas: la piel está flácida y con una notoria imperfección de piel de naranja, los tejidos son fibrosos y se caracterizan por nódulos y, en los casos más graves, comienza a ser dolor tocar también está presente.

¿Qué podemos hacer en estos casos más rebeldes?

En primer lugar, es necesario partir de un correcto análisis de la celulitis: de esta forma podremos tener una idea clara de la situación para actuar de la forma más adecuada.

¿Cómo hacerlo? Mediante termografía de contacto, una tecnología íntegramente Made in Italy que utiliza placas especiales de cristal líquido microencapsulado que se colocarán en la zona a analizar: en unos segundos se compondrá una imagen en color de alta resolución, que reflejará la situación de los tejidos subyacentes. .

La termografía de contacto es capaz de detectar condiciones mínimas de celulitis (incluso cuando aún no son visibles a simple vista o detectables a la palpación) permitiéndote actuar con una perspectiva preventiva antes de que empiecen a aparecer las primeras imperfecciones.

Estamos hablando de un examen totalmente libre de contraindicaciones, no invasivo e indoloro, que puede ser realizado por cualquier persona con total tranquilidad: por eso también es excelente para hacer un seguimiento de los avances logrados después de cada tratamiento.

En el caso de la celulitis esclerótica, también puede ser necesario un abordaje médico: por ello hoy hablaremos de las infiltraciones microcutáneas a base de enzimas y ácido hialurónico, un tratamiento de medicina estética capaz de atacar las adiposidades localizadas, reduciendo significativamente la imperfección. . de piel de naranja.

De esta forma será posible mejorar el tono de la piel y, al mismo tiempo, realizar una auténtica acción antiinflamatoria.

Esta mezcla de enzimas también mejora la circulación y la oxigenación de los tejidos.

Un tratamiento no invasivo que le permite volver inmediatamente a sus actividades diarias normales.

Antes de someterse a estas microinfiltraciones, es necesaria una visita en profundidad al médico estético para valorar tanto el estado de la celulitis como el tipo de enzimas más adecuado caso por caso.