¿Cuáles son las formas clínicas de la celulitis?

¿Cuáles son las formas clínicas de la celulitis?

La investigación médica, a lo largo de los años, ha identificado dos formas clínicas de celulitis: las formas generalizadas y las formas regionales.

Las formas generalizadas afectan principalmente a una categoría de personas o mujeres con sobrepeso (a menudo como resultado de una dieta desequilibrada). En estos casos, el problema comienza a manifestarse al inicio de la pubertad y se hace cada vez más evidente con la llegada de la edad adulta, para luego empeorar progresivamente hasta llegar a la menopausia.

Las formas regionales, por otro lado, son las más frecuentes que crean un fuerte impacto estético. Afectan a piernas y glúteos pero pueden extenderse hasta la región púbica, provocando deformaciones e imperfecciones muy evidentes (hasta el punto de convertirse en una fuente de gran estrés para los afectados).

Aunque es un problema típicamente femenino (las mujeres generalmente tienen una mayor cantidad de tejido adiposo, además de la presencia de estrógenos que inciden fuertemente en la presencia de celulitis), también existen formas que afectan a los hombres, particularmente en zonas como el abdomen. y nuca.

El análisis termográfico

Para decidir cómo combatir la celulitis, en todas sus formas, es importante realizar un correcto análisis del problema: para ello, podemos utilizar el análisis termográfico, una tecnología especial que, gracias al uso de placas de cristal líquido microencapsuladas, permite nos permite tener una imagen en color de alta resolución que refleje la situación de los tejidos subyacentes.

El examen es completamente indoloro y no invasivo y consiste en colocar la placa en las áreas a analizar: gracias a estas características, es fácilmente repetible durante los tratamientos para ver su progreso.

La imagen obtenida te permitirá clasificar la celulitis en uno de sus estadios (edematosa, fibrosa o esclerótica).

La termografía de contacto tiene una sensibilidad muy alta y es capaz de mostrar las primeras acumulaciones cuando aún no son visibles a simple vista o son visibles a la palpación.

A partir del resultado del análisis, será posible entonces intervenir tanto de forma anticipada (en estadios muy iniciales, para frenar su desarrollo), como para mejorar la situación, en condiciones más arraigadas, mediante intervenciones cosméticas, estéticas o tratamientos médico estéticos.

El sistema de interpretación de las imágenes termográficas está protegido por una patente internacional propiedad de IPS, lo que garantiza un sistema único basado en la ciencia.